AVERAGE WAIT

Wait times are an average and provided for informational purposes only. What does this mean?

Se sigue recentando demasiada codeína a los niños de EE. UU., según un estudio

Se sigue recentando demasiada codeína a los niños de EE. UU., según un estudio

Cada año, las salas de emergencias administran el peligroso fármaco a miles de niños

LUNES, 21 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Los médicos de las salas de emergencia siguen emitiendo cientos de miles de recetas de codeína a niños cada año, a pesar de las advertencias de que las respuestas de los niños a la codeína varían mucho y de que el fármaco puede provocar una sobredosis accidental, halla un estudio reciente.

Los médicos de emergencias emitieron entre 560,000 y 880,000 recetas de codeína a los niños cada año entre 2001 y 2010, según un análisis de datos de encuestas en hospitales recolectados anualmente por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Cientos de miles de niños aún reciben codeína, aunque hay alternativas mejores y más seguras disponibles", señaló la autora del estudio, la Dra. Sunitha Kaiser, profesora clínica asistente de pediatría de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF).

El estudio aparece en la edición en línea del 21 de abril de la revista Pediatrics.

Esas recetas siguen siendo emitidas a pesar de las advertencias repetidas de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP), de que las diferencias en los metabolismos de los niños pueden provocar que los efectos de la codeína varíen entre inefectivos y tóxicos.

La codeína está clasificada como narcótico.

Los médicos recetan la codeína a los niños como analgésico y para suprimir la tos, apuntó Kaiser.

Para que la codeína sea efectiva, el cuerpo humano tiene que metabolizar el fármaco, en esencia convirtiéndola en morfina, explicó el Dr. Alan Woolf, pediatra del Hospital Pediátrico de Boston, quien escribió un comentario acompañante sobre el estudio de Kaiser.

Pero la capacidad de los niños de metabolizar la codeína varía ampliamente. Alrededor de una tercera parte no pueden metabolizar la codeína bien, y por tanto, tomarla no les funciona para el alivio del dolor. Al mismo tiempo, hasta uno de cada doce metabolizan la codeína rápidamente, acumulando cantidades tóxicas de morfina en sus sistemas que podrían resultarles nocivos o acabar con sus vidas, según un comunicado de prensa de la UCSF.

"Para predecir con certeza la forma en que metabolizará el fármaco, habría que conocer la genética de un niño", planteó Woolf.

"No se trata de un fármaco que sea ni seguro ni efectivo, y quizá haya llegado el momento de dejarla de lado, dado que contamos con una variedad de terapias que son efectivas", añadió.

Las preocupaciones sobre la codeína han llevado a que los reguladores de fármacos de Canadá y la Unión Europea restrinjan su uso a personas mayores de doce años. Y en 2012, la Organización Mundial de la Salud eliminó a la codeína de su lista de fármacos esenciales, anotaron los autores del estudio en la información de respaldo.

La AAP advirtió a los médicos dos veces, en directrices publicadas en 1997 y en 2007, que evitaran recetar codeína a los niños.

Este es el primer estudio en intentar calcular el número de niños a quienes se receta codeína en las salas de emergencias de EE. UU., y en ver si esas advertencias plantearon alguna diferencia, apuntó Kaiser.

Kaiser y sus colaboradores utilizaron una encuesta nacional sobre la atención hospitalaria y ambulatoria, llevada a cabo anualmente por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU. para determinar la frecuencia de las recetas de codeína entre los niños de 3 a 17 años de edad durante las visitas a las salas de emergencias entre 2001 y 2010.

Los investigadores hallaron que las tasas de recetas de codeína se redujeron del 3.7 al 2.9 por ciento en el periodo de diez años.

Pero ese pequeño porcentaje sigue representando cientos de miles de recetas. Los investigadores tampoco observaron un declive en las recetas de codeína asociadas con las recomendaciones profesionales contra el uso de la codeína emitidas en 2006 por la AAP y por el Colegio Americano de Médicos del Tórax (American College of Chest Physicians).

"Cuando la Academia Americana de Pediatría dice algo, como pediatra en funciones tiendo a escucharle y a tratarlo con respeto", dijo Woolf. "Y aún así, sobre este tema, la directriz no ha sido eficaz".

Los autores del estudio estimaron que cada año, hasta 57,000 niños que metabolizan la codeína rápidamente están en riesgo de sobredosis. Además, hasta 250,000 niños que metabolizan el fármaco mal están en riesgo de que unos niveles bajos conduzcan a una analgesia inadecuada.

Woolf dijo que cree que los médicos siguen recetando codeína por hábito.

"La codeína es un fármaco antiguo. Tiene un amplio reconocimiento, se usa muy comúnmente. Se podría decir que es un fármaco trillado que todo el mundo conoce", comentó. "Mi sospecha es que muchos médicos en realidad no la colocan en la misma categoría que otros narcóticos, como Demerol u oxicodona".

Quizá también los médicos estén tan abrumados por la cantidad de nueva información médica y directrices que simplemente no han captado la información, apuntó Kaiser.

Tanto Kaiser como Woolf señalaron que no hay un buen motivo para recetar codeína a los niños pequeños en ningún caso.

Otros analgésicos, como ibuprofeno, hidrocodona o incluso la morfina misma son más seguros y confiables, dijeron.

En cuanto a la supresión de la tos, Kaiser señaló que los ensayos clínicos han mostrado que ningún fármaco ni jarabe sin receta supera a la miel oscura en seguridad y efectividad. Pero los expertos dicen que los niños de menos de un año no deben consumir miel.

Woolf comentó que "nunca se ha mostrado en ningún estudio científico bien controlado que la codeína tenga un efecto sobre la gravedad ni la duración de la tos o el resfriado en los niños. Nunca ha mostrado ser efectiva, y nunca ha mostrado ser segura".

Varios hospitales han creado una solución sencilla y directa al problema, apuntó Kaiser: han eliminado la codeína de sus formularios, eliminando así la tentación de los médicos de recetarla.

"Ese es un medio increíblemente efectivo, porque los médicos tienden a utilizar los fármacos más fácilmente accesibles en la lista de medicamentos", comentó.

Más información

Para más información sobre la codeína, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a682065-es.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Sunitha Kaiser, M.D., assistant clinical professor, pediatrics, University of California, San Francisco; Alan Woolf, M.D., M.P.H., pediatrician, Boston Children's Hospital; University of California, San Francisco, news release, April 21, 2014; May 2014 Pediatrics